Inicio Noticias

Noticias Colegiales

Volver

La inauguración de la exposición de Félix Alonso en el ICA Oviedo: tarde de reencuentros y emociones

El artista acudió acompañado por su familia y arropado por su entrañable amigo y compañero, el maestro Antonio López, que quiso mantenerse en un discreto segundo plano, aunque el público, que hizo cola para entrar a la sede colegial, no se lo puso del todo fácil.

05/06/2021.- Lo vivido la tarde de este sábado en el Ilustre Colegio de Abogados de Oviedo no podría describirse en una sencilla crónica, pues pasarán muchos años y aún se recordará, con cariño y profunda admiración, lo vivido en la inauguración de la muestra del artista Félix Alonso, enmarcada en la I Semana Profesional de las Artes de Oviedo.

                 

En palabras del decano, Luís Carlos Albo Aguirre, "los casi 250 años de historia del Colegio hacían casi forzosa la participación en esta semana" y más aún porque "queremos que se haga justicia para que toda la sociedad asturiana le haga el justo reconocimiento que merece" a uno de sus artistas ilustres. Estas palabras del decano arrancaron un sinfín de aplausos y alguna lágrima por parte de "las niñas" del artista, sus sobrinas, Mónica, Sandra y María, que no dejaron de procurarle atención en todo momento, ya que el pintor asturiano había acudido a su exposición enfermo, tras haber pasado horas en el hospital, hasta bien entrada la madrugada, aquejado por una repentina infección.

Esta terrible coincidencia hizo que no solo no pudiera pronunciar ni siquiera un breve discurso ante los presentes, sino que tampoco hubiera podico asistir a la charla que ofreció al mediodía en el Filarmónica su querido amigo, el maestro Antonio López, algo que comentaba su familia, le había producido una gran pena.

Aún así, con el cuerpo debilitado, atendió con gran humildad a cuantas personas se acercaban a saludarle, a felicitarle y a hacerse fotos con él, respondiéndoles con una mirada amable y cortés.

Y no fue poca la gente que acudió al evento. Antes de las seis de la tarde, ya había cola para entrar en las dependencias colegiales. Entre ellos, el concejal de Cultura en el Ayuntamiento, José Luís Costillas, o los también artistas y compañeros como profesores en la Escuela de Artes y Oficios de Oviedo, el escultor Fernando Alba y el pintor Bernardo Sanjurjo, que no quisieron dejar pasar la oportunidad de poder reeencontrarse con su colega y, sobre todo, amigo.

            

Entre el público, los comentarios ante la obra de Félix eran casi de incredulidad, ante el brillo de los vidrios en sus bodegones, la textura que impregnan sus lanas o los detalles más minuciosos de los paisajes de Venecia. Y eso que, según su alumna, la artista Marta Fermín, gestora de esta I Semana Profesional de las Artes de Oviedo, "ésta es solo una pequeña pincelada de lo que tiene en su casa y que esperemos consiga un lugar adecuado" para ser admirado y disfrutado, más allá de sus seres más cercanos.

      

En otros corrillos, sus familiares se dedicaban a contar que con Félix "no se sabe dónde empieza y termina el trabajo". Aunque ya no esculpa ni pinte paisajes exteriores, aprovecha todas las horas de luz solar para pintar los bodegones que monta en su estudio de Sevares. Y cuando no pinta, lee Historia, pero, sobre todo, Historia del Arte. Contaban cómplices sus sobrinas que su tío siempre tuvo claro que él era artista, tanto, que consiguió hacer los dos años de mili destinado en Melilla esculpiendo encargos de los generales, como así atestigua la imagen de San Fernando de la Capilla Castrense de la ciudad.

 

Antonio López, un gran artista y una enorme persona

En el vestíbulo y los pasillos del ICA Oviedo no había lugar para los egos. Allí, el maestro considerado como uno de los mejores pintores realistas vivos del mundo buscaba ser uno más entre el público, aunque éste se lo ponía difícil, pues le buscaban para hacerse fotos y charlar con el pintor manchego. 

Félix y Antonio habían coincidido en Madrid en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y, desde entonces, habían labrado una profunda amistad, mantenida en el tiempo, a pesar de las distancias. 

Durante la inaguración, cada vez que podía, el pintor colmaba de atenciones a su amigo, se interesaba por su estado y no dudada en pedir a la prensa allí concitada que apuraran las fotos para que el maestro pudiera descansar sentado.

El decano le coloca en la solapa a Félix Alonso el pin del Colegio, ayudado por Antonio López

 

En relación con el Colegio de Abogados, contaba Antonio López que él tiene muy buena relación con el de Madrid, desde que en una ocasión le cedieran sus instalaciones para pintar el paisaje que se podía ver a través de una de sus ventanas, ocasión que aprovechó el decano y el secretario de la corporación ovetense, Pelayo Fernández-Mijares, para hablarle de los vestigios del palacio de Alfonso III el Magno que alberga y exhibe el edificio, algo que quién sabe si inspirará una nueva obra del maestro.

 

Aplausos para despedir al artista

Tras más de dos horas y media, tocaba despedirse. Félix Alonso se marchaba entre aplausos de la mano de su inseparable Mariluz, tras una tarde intensa de emociones, agotado por las circunstancias, pero feliz por el momento vivido. Y entre los aplausos, el de su gran amigo Antonio López, que también se fue al rato, acompañado por otra artista, Consuelo Vallina, presidenta de la Unión de Artistas Contemporáneos de España, que ejercería de cicerone para mostrarle a Antonio los atractivos de Oviedo en las pocas horas que le restaban al maestro en la capital del Principado.

       

Horario de visitas de la exposición

Durante esta I Semana Profesional de las Artes de Oviedo, esta exposición podrá ser visitada en horario de lunes a viernes, de 10 a 14 y de 16 a 19 horas, si bien, aún está por determinar si se prolongará unos días más para poder disfrutar de la obra de este gran artista asturiano. 

 

 

 

 

 

 

 

2021 © ICA Oviedo - Todos los derechos reservados

C/Schultz 5, 33003 Oviedo
Tfno.: 985 21 23 70 - Fax: 985 22 85 82
Email: info@icaoviedo.es