Inicio Noticias

Noticias Colegiales

Volver

Ricardo Vázquez Montoto, abogado del ICA Oviedo, recoge mañana el XIX Galardón Iniciativas Deportivo-Culturales “Rufino Ballesteros”

El abogado mierense también resultó este año ganador en el I Concurso de Relatos Cortos del ICA Oviedo con su obra "A la hora del Ángelus".

25/10/2021.- Para entender la importancia de este reconocimiento, primero hemos de conocer la trayectoria de la asociación que lo concede y de la persona que da el nombre al galardón. Se trata de la Asociación de Iniciativas Deportivo-Culturales de Gijón y de quien fuera su presidente, Rufino Ballesteros, fallecido el pasado mes de abril.

La asociación IDC nació a finales de los 80 con la intención de convertir el barrio de La Calzada en un lugar de encuentro para la vida social, deportiva y cultural, animando y fomentando la participación ciudadana con iniciativas como las "Jornadas Deportivo-Culturales" y el "Festival de Masas Corales", que todos los años, en primavera, llenan el distrito oeste de Gijón de actividades deportivas, culturales y de ocio.

En 2001, la asociación entendió necesario crear - según describen en la web- "un galardón en el que se reconociera la labor comprometida y desinteresada que a lo largo de los años han venido desempeñando diferentes personas, bien a título personal o a través de su labor desempeñada en asociaciones o en entidades de diferente índole, por lograr que el barrio se convirtiese en lo que es hoy".

Por su parte, de Rufino Ballesteros se puede decir que fue durante décadas la alma mater de esta plataforma de participación ciudadana. Fundador y presidente de la asociación, su fallecimiento fue, la pasada primavera, muy sentido por la multitud de personas y asociaciones con las que trató durante toda su trayectoria al frente de la entidad, entre ellos, nuestro compañero, Ricardo Vázquez Montoto, que mañana martes recogerá el XIX Galardón IDC que, desde esta edición, llevará el nombre de Rufino Ballesteros. Mierense de origen, se formó en Madrid, obteniendo la licenciatura en Derecho por la Universidad Complutense en 1991 y el Máster en Comunidades Europeas en la Politécnica en 1992.

P: Enhorabuena por este reconocimiento. Suponemos que a la hora de recoger el premio, recordará a Rufino.
R: Rufino Ballesteros era un pariente político mío, era una de las personas más generosas y altruistas que he conocido, un auténtico motor social en La Calzada.

P: El motivo por el que le entregan el premio es por la creación, junto a Rufino, de una asesoría jurídica, sin ánimo de lucro, para las pequeñas entidades culturales y deportivas de la región, con el fin de prestarles ayuda legal. ¿Cómo y cuándo surgió esa idea?
R: El caso es que en mi despacho de Mieres tuve unos clientes de un pequeño club deportivo y me di cuenta del desconocimiento que tenían sobre la cantidad de normas que podían afectar a su actividad y de las consecuencias de sus actos, de responsabilidades. 
Entonces planteé la idea de una asesoría legal, fiscal, administrativa... a Rufino, para atender a las asociaciones modestas, con pocos recursos. Dicho y hecho, en poco tiempo Rufino logró que nos cedieran un local en el Ateneo de La Calzada y nos pusimos en marcha en 2001. Lo cierto es que nos costó mucho hacer ver la importancia del servicio en un mundo acostumbrado a pocos formalismos, a actuar de buena voluntad y al trato directo con concejales, federativos, etc

Pero el tiempo nos fue dando la razón y la evolución normativa fue haciendo más complejo el día a día de estas entidades pequeñas, a las que fuimos enseñando sobre, por ejemplo, responsabilidad civil, titulaciones de monitores, obligaciones de los directivos, relaciones laborales, seguros y la importancia de ajustarse a los procedimientos para la obtención de subvenciones y en reclamaciones, recursos... (que también tramitamos allí). Asimismo, las administraciones también hallaron el sentido de nuestra actividad, que también contribuye a poner órden y filtro. 
Hoy ya es un servicio común que se presta en otros lugares, pero entonces sonaba raro y hasta innecesario. Pero el tiempo nos dio la razón.

La estructura estable que creamos, siempre dentro de nuestro compromiso de "sin ánimo de lucro", con personal adscrito, sirvió posteriormente a Iniciativas para embarcarse en proyectos como el del payasos en los hospitales y hasta la organización del Campeonato del Mundo de Patinaje de Velocidad en Gijón en 2008.
Se podría decir que fuimos pioneros, sobre todo al poner al alcance de entidades modestas un servicio que en aquel tiempo sólo era accesible para los grandes.

P: Al margen de esto, usted tiene su propio despacho en Mieres, con su propia visión de lo que se puede dar en llamar un "servicio de cercanía".
R: Sí, continúo con mi despacho en Mieres, desde el que reclamo el valor del abogado de "kilómetro cero" en la solución de problemas cotidianos, el asesoramiento y el consejo, con cercanía y trato personal. En este mundo dominado por los grandes despachos multidisciplinares, el pequeño abogado "de toda la vida" es igualmente necesario.  

Ricardo Vázquez Montoto es, además, columnista del periódico La Nueva España (edición de Las Cuencas) desde 1999 y autor del libro "Dando la lata" de 2007. En julio de este mismo año recogió el premio en el I Concurso de Relatos Cortos del ICA Oviedo con su obra "A la hora del Ángelus", firmando bajo el seudónimo de Odón Periñón, reconocimiento que afirma recibió "con gran alegría".

 

 

 

2022 © ICA Oviedo - Todos los derechos reservados

C/Schultz 5, 33003 Oviedo
Tfno.: 985 21 23 70 - Fax: 985 22 85 82
Email: info@icaoviedo.es